El arte a través de la creación de instrumentos

Mario Vila, mendocino de 42 años y luthier, nos abrió la puerta de su “escuelita-taller”. En donde dicta clases sobre la fabricación de instrumentos de cuerda pulsada y frotada.

Hace 16 años que se dedica a este oficio.  Creo “Instrumentos Vila Costum”.

Nos cuenta, que hace algunos años atrás, surgió la iniciativa para hacer una escuela-taller.

“ Me  intereso la propuesta, y empezamos con un colega, un taller en un instituto, pero por circunstancias de la vida, me abrí y todos los alumnos quedaron conmigo”.

Se armó el taller no más,  ya van 4 años de este proyecto. Hay alumnos que siguen todavía, es un proceso muy completo.  Aprenden mucho sobre teoría, durante los primeros meses.

En donde ven: las partes del árbol, los tipos de árboles, los determinados instrumentos que se pueden realizar con las distintas maderas, aprender a calibrar, entre otros.

Nos explicó también que la duración del curso depende del alumno. Hay quienes solo quieren hacer su instrumento y listo. Hay otros que lo ven como una salida laboral y/o como una pasión, avanzan más, y por ende, se quedan más tiempo.

También, están los alumnos que quieren formar parte de un grupo, y lo ven más como una terapia, y un espacio para generar nuevos vínculos y amistades.

Los cursos tienen una duración de un año a dos años aproximadamente. Depende si saben manejar herramientas y en función de las capacidades de cada uno. Los alumnos comienzan siempre, con la fabricación de instrumentos de menor complejidad como lo es la guitarra.

Y finalizan el taller haciendo un violín, como trabajo final. Mario también nos comento que “de la primer camada hay 3 o 4 que ya tienen sus talleres, y están trabajando de esto“.

“Yo aparte, tengo mi taller y laburo con mis trabajos personales, desde construir guitarras clásicas y violines hasta costumizar,  y/o restaurar instrumentos”

”Siempre está bueno nutrirse y reconstruirse”.

Mario sigue perfeccionándose en este maravilloso mundo. Estudiando a full, porque es algo que lo apasiona. Es una manera de  descubrir cosas nuevas: siempre hay métodos y enfoques diferentes, en diferentes culturas y regiones.

“Nunca pensé dedicarme a fabricar violines, hace  ya 6 años, que estudio al violín. Me di cuenta que es un viaje de ida, tiene su mística y sus paradigmas en la construcción. Es un mundo apasionante.  Nunca en la vida pensé hacer un violín, y ahora me encanta”.

Según su criterio es un oficio bastante elitista, y hay instrumentos de cuerda frotada más  difícil de acceder económicamente, como lo son los violines, chelos, contrabajo, o guitarras clásicas bien hechas. Algunos pueden llegar a costar lo mismo que un auto usado.

“No me guardo nada, trato de darles y decirles todo lo que se,  sin secretos. Les explico fisicaacústica y psicoacústica para que sepan los fundamentos bien de cada cosa, y lo que están haciendo.

Nunca pensé dedicar parte de mi vida a la enseñanza, pero esta bueno.

Es otro mundo, interactúas de otra manera, haces amigos. Esta bueno porque es como devolver algo de lo que vos tomaste de alguien, el conocimiento sigue, en una bola continua“.

“Los valores son fundamentales y lo hablamos: yo como consumidor busco la honestidad siempre y la gente busca alguien en quien confiar. Con trabajo y estudio las cosas llegan”.

Por último y no menos importante, es clave mencionar que la escuelita se difunde del boca en boca.  Para contactarse con Mario pueden buscarlo en Facebook como: Vila CUSTOM luthier.

Muchas gracias por regalarnos tu tiempo y explicarnos con tanta pasión y alegría este gran oficio, el de ser luthier, desconocido para muchos.

El arte a través de la creación de instrumentos
Vota esta Pagina!

5 thoughts on “El arte a través de la creación de instrumentos”

      1. Es mí maestro de lutheria, además que a estas alturas mí amigo. Te imaginaras la alegría de verlo en este sitio. Abrazotes y los seguiré leyendo!

        1. muchas gracias claudio, si te invitamos a que te suscribas al blog, asi te enteras por mail cada vez que subimos alguna nota, generalmente una por semana.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *